ganar dinero siendo estudiante

Los 27 Mejores Maneras de Ganar Dinero Siendo Estudiante

Some of these links may be affiliate links and we may receive compensation when you sign-up for offers. See our disclosure policy. All information on this site is for educational and informational purposes only.
QUIERES GANAR DINERO EXTRA?

Ser estudiante (de cualquier nivel) generalmente se le asocia a no tener dinero por muchas razones.

Es una interminable lista que se resume en que la persona se está preparando de la mejor manera para desarrollarse de forma profesional.

Ese lapso de tiempo, entre entrar en un aula de clases y el primer emprendimiento o trabajo, suele ser duro en lo económico si no se cuenta con ayuda por parte de padres, hermanos o alguien que por usual es mayor.

Hay sin embargo una excepción: es un periodo de la vida que se puede aprovechar de la mejor manera para conseguir ingresos.

En esta oportunidad son varias opciones para obtener recursos las que se listan buscando indicar la mejor manera de aprovechar ese estatus de estudiante.

Esas 30 maneras de ganar dinero siendo estudiante serían las siguientes:

1. Charlas

Ser estudiante muchas veces significa mantener dudas que en algún momento pudieron ser resueltas mediante un tutor, un buen libro o un consejo.

Ese esfuerzo que significó haber superado un problema en específico puede ser valioso para alguien más que además necesita que se lo expliquen o resuma de una manera sencilla y práctica.

Todo ese proceso de transformación tiene un costo que puede ser dosificado, primero a través de una muestra y luego como una charla a la que se le puede ir aumentando el costo a medida que aumente la experiencia.

Puede que suene a motivacional pero simplemente una consulta o explicación más detallada, utilizando ejemplos prácticos y sobre lo que se ha vivido, funciona y es rentable con el tiempo.

2. Tutorías

El conocimiento es poder sino que lo digan aquellos que realizan tutorías sobre temas específicos.

Es de esta manera que se pueden aprovechar los apuntes de clases, las prácticas y ese entendimiento que otra persona, sea por tiempo o por otro motivo, requiere que le expliquen.

Lo mejor es que termina siendo también una manera de desarrollar otras habilidades como de metodología, conversacionales y de pedagogía, por mencionar algunos ejemplos. Todo esto además de percibir ingresos.

3. Trabajar en locales comerciales

Los locales o comercios muy al estilo de franquicias de comida en centros comerciales siempre buscan estudiantes porque es personal de alta rotación.

Ofrecen para ello horarios flexibles y una paga adecuada para el tipo de trabajo que se realiza (en la mayoría de los casos).

Quizás uno de los valores más apreciables de este tipo de empleo es que se puede trabajar con amigos o compañeros de edad y similar por lo que experiencia se hace más llevadera solo por este tipo de cosas.

4. Repartidor

Gracias a la existencia de servicios de envíos y delivery ofrecido por apps como Rappi, Uber Eats, PedidosYa y similares conseguir una forma de ingresos que compagine con horarios y deje lo suficiente es posible.

Dependiendo de la ciudad y del país estos elementos variará. Incluso habrá zonas donde estará más saturado que el resto y será más competitivo por lo que es necesario hacer revisiones de este tipo antes de aventurarse.

Las comisiones y la facilidad de servir de intermediario también varían de acuerdo al registro realizado.

5. Vender dulces

En este apartado una vez más se puede hacer uso de ese conocimiento que se tiene con los horarios y los antojos de los compañeros o amigos estudiantes para conseguir algún monto extra a las arcas ofreciéndoles justo lo que todo estudiante nunca rechazaría: dulces o golosinas.

Comprarlos en comercios mayoristas y luego ofrecerlos en packs o en individuales termina siendo rentable y un ingreso que no se puede pasar por alto.

Si ya lo hacen en el transporte público vendedores informales ¿por qué no hacerlo entre personas que vemos casi a diario?

6. Hacer labores

Hay algunas labores extras o complementarias que se podrían pagar a otra persona para realizarlas.

Por ejemplo, esos trabajos de aseo o de cocinar serán siempre invaluables para personas que no pueden costear el sueldo de alguien que les haga exclusivamente eso pero que tampoco pueden hacerlas por cuestiones de tiempo.

No debe ser alguien que grite a los cuatro vientos que lo requiera.

Basta con identificar quién tiene la necesidad y ofrecerle un paquete que se ajuste a las necesidades de horario y de pagos.

7. Cuidar a niños (babysitting)

Los niños estarán siempre en cualquier comunidad y entre cualquier familia.

Es esencial saber comunicar que el tiempo como estudiante vale oro (por aquello de que hay que estudiar o hacer otras actividades sociales) y que dedicarse a cuidar a menores de edad requiere responsabilidad, por lo que el pago es necesario.

También hay que saber cuidar la reputación y decirle a terceros que recomienden con amigos y familiares para construir así una red que permita ver ingresos en esta actividad.

8. Construir sitios Web, blogs o redes sociales

En el ámbito de emprendimientos y comercios locales siempre habrá necesidad de ingresar a Internet porque de no estar, otro (que perfectamente puede ser el vecino) lo aprovechará.

Esa es la premisa que un estudiante de comunicación social, periodismo, de diseño, de marketing o de programación puede utilizar para vender la construcción de sitios Web, de blogs o de llevar una marca a las redes sociales.

Se necesita un conocimiento previo para hacerlo de manera efectiva pero la idea de optar por esta opción es en parte para aprender haciendo a la vez de ganar dinero por ello.

Si realmente se hace bien incluso se puede hacer de forma profesional mucho antes de conseguir un título que certifique.

9. Corregir textos académicos

Al igual que construir sitios Web, blogs, sitios Web o redes sociales, corregir textos académicos puede ser una carrera lucrativa aun siendo estudiante.

Es fundamental aquí no solo ser un lector (lo que en teoría prueba que gracias a ese conocimiento reduce o elimina los errores ortográficos, por ejemplo) sino que debe conocer las reglas de revistas académicas o arbitradas así como los manuales y normas científicas en este tipo de textos.

Plataformas como Upwork buscan mucho este tipo de personas, en su mayoría modo freelance, para cubrir con éxito sus vacantes así que tiene un mercado listo para ser explorado.

10. Escribir libros o tutoriales

Pasa igual que con otro tipo de contenidos: muchas veces existe el conocimiento y nadie se ha encargado de sistematizarlo, graficarlo, conceptualizarlo y hasta empaquetarlo de manera que pueda ser consumido sin inconvenientes.

Siempre hay un proceso o una gestión que necesita ser explicada y al hacerlo at través de material didáctico será agradecido de muchas formas, incluyendo la económica.

No es necesario hacer este viaje en solitario.

Se puede optar por combinar el talento con muchas otras disciplinas como diseño y escritura, para quedar así en la producción completa del producto.

11. Diseños de logo

Ser diseñador gráfico o estudiar para ello y no tener portafolio una vez se termine los estudios es un terrible escenario más que no conseguir empleo.

Afortunadamente existen servicios y plataformas en la Web (como Freelancer o Upwork por mencionar solo dos) en el que mucha gente requiere la creación de logos e incluso de material más complejo relacionado como manuales de identidad gráfica que requieren de propuestas.

Una vez más se trata de una actividad de aprender haciendo y ganar dinero por ello.

Basta con inscribirse en estas plataformas y ver qué hacen los demás y cómo lo hacen para ser competitivos en los productos o servicios que se vayan a elaborar.

12. Vender fotos digitales y videos

Hay bancos digitales de fotografía en modo freemium (entre gratis y cobro) que siempre pide nuevo contenido listo para ser aprovechado…y pagado.

Lo bueno de ser estudiante es que se pueden conseguir sin mucho problema compañeros que se presten a las propuestas, además de que hay tiempo libre para ello.

La idea incluso puede resultar divertida y hasta para entablar amistades.

También puede formarse un equipo multidisciplinario para poner en práctica lo que se haga y que termine incluso como portafolio.

13. Clases en línea

Si ya la idea de charlas y de tutorías son formas aceptables de ganar dinero, la de clases en línea es un paso más allá de ese concepto. Basta con “empaquetar” el contenido y conocer las plataformas dispuestas para ello en Internet para divulgar conocimiento, así sea básico, a quién no tiene remota idea de lo que se va a hablar.

Dar clases es un paso más allá de simplemente exponer un tema que se domina. Es practicar también la metodología y pedagogía.

Es válido para cualquier área del conocimiento porque lo que vale es el contenido y de qué manera se desarrolla y evalúa.

Pese a que hay intermediarios (que ayudan en el tema de la captación, de la promoción y la recaudación monetaria) siempre hay oportunidad de promoción 1.0 (a través de carteleras y boletines informativos) para reservar finalmente el uso de la tecnología en las clases.

14. Entrenamientos deportivos

Una plaza o un parque como escenario ante curiosos que quieren hacer un tipo de ejercicio planificado con una hora específica.

Puede ser en circuito o aplicando un ejercicio en particular. Esta es la idea de realizar estas actividades al aire libre y sacar un provecho económico.

Los estudiantes de educación física o similar encontrarán un gran atractivo aquí pero también aquellos cuya afición, además de las que ya tengan, sea la de realizar ejercicios o cualquier otra actividad deportiva.

Es una manera sencilla de unir un hobbie (que más adelante deberá ser profesionalizada) con entretenimiento y dinero, y que se traduce en bienestar para el cuerpo tanto de los participantes como del interesado.

15. Ver videos

El asunto de ver videos para ganar dinero siendo estudiante es que no se puede vivir exclusivamente de esa actividad, por más vueltas que pudiésemos hacer solo porque el sistema de pagos y beneficios está hecho para ser así.

Sitios Web como Baymack tienen esos sistemas de recompensas hechos para que aquellas personas, con algo de ocio y tiempo para cubrir lo necesario, solo puedan cobrar a través de tarjetas de regalo o monederos virtuales una cantidad modesta.

Se puede aprovechar sin embargo la red de amigos y compañeros que se crea en ese camino estudiantil para lograr ingresos mediante referidos además de lo que se consigue mediante el visionado de contenido (que en su mayoría proviene de Youtube).

16. Vender redacciones o artículos para sitios Web

Es el modo de ingresos económicos más solicitado por red de blogs y sitios Web y donde no vale tanto el currículo sino la calidad de redacción.

Como sucede en los casos anteriores, basta con ingresar a los sitios especializados de ofertas (como Fiverr, Upwork, Freelancer) para ver qué se ofrece y cómo y de qué manera se pueden ofrecer los servicios de una forma atractiva.

Al igual que pasa con el diseño o ilustración, no hace falta tener experiencia previa en lugares específicos sino mantener un portafolio con propuestas con temáticas que se desarrollarían sin problema alguno.

17. Traducciones

Pasar un contenido en la Web de un idioma a otro es una acción invaluable y atractiva para pequeñas empresas pero también para personas que necesitan un trabajo breve y rápido.

A veces estas misiones son perfectas para lograr comenzar aunque vale advertir que entre más raro el idioma más campo de trabajo se consigue mientras que aquellos “comunes” (como inglés, francés o italiano, por ejemplo) las acciones por figurar serán más competitivas.

Sirve además como forma de práctica y se puede hacer en Internet tanto como presencial así que las propuestas nunca faltan.

18. Transcripciones

Con el uso –y abuso- de los teléfonos inteligentes la toma de apuntes o la entrega de borradores mediante papel y lápiz se ha perdido en comparación a tiempos anteriores pero todavía las transcripciones mantienen su atractivo comercial.

Se aprecia este tipo de trabajos en el ámbito estudiantil con la transcripción de datos tras entrevistas.

Se ve mucho en el área de investigación, de tesis o de otros documentos.

Conseguir en esta área funciona mucho mejor cuando se busca a través de departamentos especializados en centros de educación superior pero también en plataformas de trabajos freelance en Internet.

19. Becas o subvenciones

Es una de las opciones que poco se aprovecha porque depende de muchos factores externos pero también de la calidad educativa y de todo aquello en lo que haga la persona que quiere obtener una beca o subvención.

Hay tantas opciones que enumerarlas amerita una publicación solo para esto pero en líneas generales se puede destacar entre un buen cardumen de personas con algún interés por otro idioma (por aprenderlo o terminarlo) y dependiendo de la edad, una escolarización en la que se puede seguir creciendo.

20. Crowdfunding

La idea de conseguir financiamiento siendo estudiante no tiene que ser obligado a través de padres o alguien mayor relacionado por sangre.

También puede pasar por varias personas y para eso sirven los servicios crowdfunding: para financiar ideas.

Es requisito esencial tener una y pensar en cómo aprovechar una hipotética llegada de dinero para que no termine en la reunión del fin de semana.

Es necesario hacerse esa incómoda pregunta de “qué será de mí en tantos años” para poder establecer lo que haga falta.

21. Apuntes para otras personas

Prestar atención a clases nunca había sido tan valioso como estos tiempos.

Normalmente una clase podría terminar con una imagen compartiéndose a través de grupos de Whatsapp o Instagram pero nada como hacer escribir detalles y compartir las notas.

En algunos casos esto vale oro porque ayuda a entender otra óptica incluso para quienes asistieron al mismo evento, hicieron el examen o vieron la misma clase.

Es una versión distinta del contenido

Para esto hace falta hacer contacto a través de grupos o carteleras informativas. Funcionan mejor las recomendaciones por lo que esa agenda de contactos es necesaria.

22. Reciclaje

Parece una actividad que consume tiempo pero el entorno estudiantil es un caldo de cultivo de basura que perfectamente sirve para el reciclaje: cajas, envases, botellas, latas, entre otros, por lo que no hay que hacer mucho esfuerzo para conseguirla.

Quizás el problema más inmediato sea lo de almacenarla, clasificarla y venderla pero una vez que se haga una investigación en el área de lo disponible, se pueda aprovechar mejor.

No hay que hacerse faltas expectativas con las ganancias.

Es un ingreso extra y no una manutención completa (si la idea es hacerlo a pequeña escala) pero grandes ideas han surgido de estas iniciativas que terminan en buenos negocios o en simples descuentos en las compras diarias.

23. Responder encuestas

Sucede como los videos: es un negocio que está hecho para tener ingresos pero no para hacerse rico.

Además de que pese a que hay dinero de por medio en sitios confiables y establecidos, la verdadera ganancia aquí está en la red de afiliados que se pueda crear para que participen y así aporten su comisión a las cuentas bancarias de quien lo recomendó.

Clixsense, Neobux, Lifepoints, Hiving, Offernation y Vindale son solo algunos ejemplos en los que no solo hay que llenar encuestas sino hacer otras actividades como probar productos, dar opinión sobre algo, entre otras actividades.

24. Reparación de computadoras

En el ámbito de la informática el término “reparación” es muy amplio y en este aspecto se toma en el sentido más poético de la palabra.

Justo porque hay mucha gente mayor de edad que no tiene ni idea de qué puede tener una computadora u ordenador y es al público al que se le puede llevar.

Muchas veces basta con una limpieza en el caso de hardware o una revisión sencilla en el software. Tutoriales en Youtube y en foros ayudan. Muchas personas recurren a terceros simplemente por no poseer tiempo por algo que probablemente saben hacer o atender.

Ya todo aquello que supere con creces la experiencia y no pueda resolverse con Internet, puede llevarse a un real experto de confianza, pero ya ese proceso de intermediario funciona como una forma de ingresos.

25. Crear sitio en la Web y ganar dinero con él

Si ya está sobre la mesa la posibilidad de crear sitio en la Web para terceros ¿por qué no crear un espacio propio para ganar dinero a través de este?

Hay muchas maneras de monetizar los espacios hechos en Internet como publicidad, marketing de afiliado (programas como los de Amazon o eBay son los más confiables) y hasta ventas de productos o servicios.

Vale entonces enfocar bien el público al que se quiera llegar, buscar el canal más adecuado para llegarle (blog, página Web, redes sociales, entre otros) y comenzar una estrategia para ofrecerle contenidos, productos o servicios.

Suena difícil pero nada que no se logre con constancia y disciplina.

26. Elaborar reportajes

El asunto de los teléfonos inteligentes se fue de las manos desde hace rato cuando infociudadanos (que no reporteros o periodistas ciudadanos) decidieron tomar cada vez más protagonismo en el momento de los acontecimientos.

Ha sido tanto el impacto que incluso medios y agencias piden siempre reportes locales a quienes decidan hacerlo con una cuota de calidad en la producción y pagando por ello una cantidad suficiente.

Al igual que las ilustraciones o diseño, no necesariamente hay que tener experiencia pero sí un portafolio de propuestas temáticas que gustaría desarrollar.

27. Venta de productos virtuales

Convertirse en un agente virtual tiene sus ventajas pero en el caso de un perfil estudiantil se agradece por el asunto de tiempo, esfuerzo y dinero percibido.

Muchas agencias buscan esto para vender, a través de equipo inteligente, pasajes desde destinos locales a otras ubicaciones pagando por ello una comisión de ventas.

Lo mismo sucede con las empresas de cursos de idiomas donde al captar un nuevo aprendiz se paga una cuota del cobro.

El detalle que más ayuda en este apartado es que se puede combinar con las recomendaciones anteriores para conseguir mejor alcance.

Es decir, se puede apoyar en las habilidades de diseño, de creación de sitio en la Web, de redacción y cualquier otro detalle que facilite la transacción.

Suscríbete aqui

Agrega un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *